FAC-USO solicita explicaciones al Ministro de Asuntos Exteriores sobre provisión de puestos de trabajo en los Consulados de Reino Unido

En una carta remitida por José Joaquín Castro Fernández, Secretario de Desarrollo Sindical de FAC-USO, se exige al Ministerio de Asuntos Exteriores información sobre las licitaciones de contratos menores de servicios y las condiciones de contratación de personal que han tenido lugar en los Consulados de Reino Unido en los últimos años.

 

Los anuncios de contratación licitan contratos menores al amparo de la Ley 9/2017, de 8 de noviembre, de Contratos del Sector Público, por la que se trasponen al ordenamiento jurídico español las Directivas del Parlamento Europeo y del Consejo 2014/23/UE y 2014/24/UE, de 26 de febrero de 2014. Esta ley, tiene entre sus objetivos lograr una mayor transparencia en la contratación pública, facilitar la lucha contra el fraude y la corrupción, favorecer el respeto hacia los derechos humanos, y en especial los derechos laborales básicos de las personas trabajadoras.

El objeto de estas licitaciones que se están publicando en el Reino Unido es la “prestación de servicios de apoyo en el departamento de visados Shengen”, “visados nacionales para atención al público”, “contestar correos electrónicos, tramitación y verificación de expedientes”, “expedición de etiquetas”, “archivo”, “atención en ventanilla” o “registro de solicitudes”, entre otras actividades.

Todas estas tareas son propias de empleados públicos que trabajan en los Consulados, se llevan a cabo sin necesidad de unos conocimientos técnicos especiales y tienen lugar en las mismas dependencias que el resto de trabajadores.

Las condiciones de desarrollo de las funciones objeto de los contratos son iguales a las del resto de empleados públicos de los Consulados pero con condiciones laborales muy distintas.

Es la Administración la que suministra toda la infraestructura necesaria a los trabajadores, la que establece las tareas a realizar, el horario a cumplir, de forma que las personas adjudicatarias de tales contratos menores no se diferencian del resto de la plantilla salvo en su contrato. Tienen prácticamente las mismas obligaciones pero no los mismos derechos.

Esta forma de contratación no parece que sea una contratación pública de calidad sino que esta figura parece más bien la de un falso autónomo. Es de sobra conocida la falta de personal, estructural desde hace años en los Consulados.

Los representantes sindicales han trasladado esta preocupación en los centros de trabajo tanto de Londres, Edimburgo o Manchester, por ello, creemos desde la Unión Sindical Obrera que es necesaria la incorporación de personal pero cumpliendo con la normativa básica de empleados públicos.

El Real Decreto Legislativo 5/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto Básico del Empleado Público contempla como uno de los motivos de nombramiento de empleados públicos con carácter temporal, el exceso o acumulación de tareas pero el procedimiento de contrato menor no parece encajar con esta finalidad.

Esta forma de contratos de duración tan escasa no resuelve la situación de gran carga de trabajo que existe en el Reino Unido. La única solución hasta ahora para resolver esta grave falta de personal que se agrava con los años, es acudir a autónomos que trabajen en el Consulado. No hay una necesidad concreta, motivada por circunstancias que justifiquen la existencia de contratos menores.

Es una necesidad crónica de falta de personal y acudir a contratos menores para la provisión de puestos de trabajo en los Consulados constituye un fraude en materia de contratación de recursos humanos.

Además, se alargan contratos temporales durante años, encadenando contratos de falsos autónomos durante años, provocando un elevadísimo índice de temporalidad en las plantillas.

La contratación de personal por períodos brevísimos de tiempo no resulta en un alivio real de la presión por el trabajo que sufren los trabajadores dependientes del Ministerio de Asuntos Exteriores en Reino Unido.

Cubrir todas las vacantes existentes es una necesidad urgente.

Existe una gran falta de personal fijo y se debe abordar con seriedad para evitar las graves consecuencias que están sufriendo los empleados públicos en Reino Unido.

Entre ellas se encuentran:

– Los graves insultos que reciben de los administrados debido a su frustración por la duración de los tiempos y acceso a los servicios consulares, así como por las colas y esperas en el exterior en condiciones climatológicas muy adversas. Niños, mayores, madres con bebés esperan largas horas en la calle ante la impotencia de la plantilla.

– El abandono de hasta 30 compañeros a fecha actual desde 2021, motivados en algunos casos por sobrecarga de trabajo; por la malas condiciones laborales; la escasa competitividad de los salarios dentro del contexto del Reino Unido; la imposibilidad de mejora o desarrollo personal al no disponer de promoción interna. En algunos de estos casos, los compañeros han recurrido a las excedencias por falta de previsión de mejoras y agotamiento.

La inexistente planificación en cuanto a recursos humanos y la ausencia de una solución no solo para resolver esta carencia de personal sino la dotación de recursos necesarios como espacios de trabajo suficientes para toda la plantilla, provocan un abandono de los trabajadores que desde la USO pensamos que se debe solucionar. La fuerte presión por la carga de trabajo y todas las consecuencias en la salud que provoca, está generando unos riesgos laborales en los trabajadores que no son asumibles durante más tiempo. Por estos motivos le solicito lo siguiente:

Primero.- Que se informe sobre la necesidad a la que obedecen las convocatorias de puestos de trabajo mediante contratos menores en los Consulados del Reino Unido durante los últimos años. En concreto, porqué se contrata personal para realizar tareas administrativas que no se diferencian de las que llevan a cabo los trabajadores fijos o temporales dependientes del Ministerio de Exteriores pero en condiciones laborales muy distintas, es decir, a través de contratos menores, como falsos autónomos.

Segundo.- Que se informe a la Unión Sindical Obrera sobre las medidas a adoptar ante la preocupante situación actual de falta de personal fijo y cómo se solucionará la gran carga de trabajo existente debido a la escasa duración de los contratos de servicios celebrados. La gran preocupación de este sindicato es saber si existe alguna planificación de recursos humanos que alivie de forma real la situación actual con más personal fijo y a qué objetivos responde el aumento tan grande de personal temporal cuando se desde el Estado se debe fomentar la reducción de la temporalidad en el empleo.

Tercero.- La convocatoria de una reunión para abordar con carácter urgente la cobertura con personal fijo de todos los puestos vacantes así como atender las necesidades temporales de personal. Desde la USO creemos que es necesario saber por qué la contratación de la plantilla de los consulados se contrata por el Estado español de forma contraria a los criterios de eliminación de la temporalidad y de calidad del empleo que existen en la Unión Europea. Es incomprensible esta forma de contratar personal. Se persigue a los empresarios y sin embargo el Estado español está contratando y fomentando la temporalidad durante años en sus Embajadas y Consulados del Reino Unido.

Preparación Oposición TL A.G.E

Cursos gratuitos homologados para nuestros afiliados y delegados.

Reclamaciones por Contrataciones en Fraude de Ley

Defendemos tus derechos frente a contratos irregulares, velando por la legalidad laboral.

Ponte al día
¿Quieres recibir nuestras noticias en tu correo?
Renovación de Identidad

Refrescando nuestra imagen, fortaleciendo valores y optimizando la comunicación para crecer juntos.

Calendarios laborales

Herramienta esencial para organizar y gestionar eficientemente el tiempo, vacaciones y días festivos en el entorno laboral.

Enlaces de interés

Otros Asuntos
La reunión concluyó con la ratificación de un informe favorable relativo a la propuesta de complementos E4 presentada por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Desde FAC-USO vemos estupefactos como los asuntos se dilatan sine die (todavía colea el encuadramiento 5 años después de la firma del IV Convenio), como sistemáticamente se incumplen los acuerdos y, los que tienen potestad para ello, no hacen absolutamente nada, mas allá de “preocuparse”.

Todo un despropósito de aquellos cuya subsistencia depende de que no “molesten” demasiado a la Administración.

Por ello cada día se hace más necesario que sindicatos independientes como USO puedan entrar a negociar, y con tu ayuda lo conseguiremos.