Comentarios de la ISP sobre el borrador del Tratado de Pandemia de la OMS

Comentarios de la ISP sobre el «Proyecto de esquema anotado de un convenio, acuerdo u otro instrumento internacional de la OMS sobre prevención, preparación y respuesta ante una pandemia», presentado al Órgano de Negociación Intergubernamental (INB, por sus siglas en inglés)

Agradecemos la oportunidad de presentar nuestros comentarios por escrito, tras nuestras intervenciones en la segunda reanudación de la primera reunión del INB, en junio de 2022. Apreciamos igualmente el trabajo realizado en el Libro Blanco. A continuación, nuestros comentarios:

  • Instamos al INB a que continúe con la redacción y negociación de un tratado vinculante, en línea con lo dispuesto en el artículo 19 de la constitución de la OMS. Consideramos que esto contribuirá en gran medida a garantizar que se tomen medidas de gran alcance para asegurar la prevención, la preparación y la respuesta ante una pandemia.

  • Pedimos que el instrumento previsto incluya medios explícitos para promover el cumplimiento y la responsabilidad. Sugerimos que se introduzcan disposiciones en este sentido en la Sección 2 de la Parte 1 y que se refuercen en la Parte XI.

  • Observamos que el Libro Blanco no establece ninguna distinción entre países en desarrollo y países desarrollados. En aras de la equidad y la solidaridad internacional, pedimos que se incluyan las responsabilidades comunes pero diferenciadas (CBDR) en los principios del documento previsto, como ocurre, por ejemplo, con la Declaración de Alma Ata y el Reglamento Sanitario Internacional (2005).

  • A pesar del papel de primera línea desempeñado por lxs trabajadores de la salud y los cuidados en la actual pandemia, que ha sido celebrado de diversas maneras, el Libro Blanco no recoge adecuadamente los elementos sustantivos necesarios para salvaguardar la salud y el bienestar de dichxs trabajadores y garantizar una dotación de personal de la salud segura y eficaz necesaria para la prevención, preparación y respuesta ante la pandemia. Por ello, proponemos lo siguiente:

  • Inclusión en la Parte 1, Sección 4 (Principios):

  • trabajo decente (según lo estipulado por la OIT) para lxs trabajadores de la salud y los cuidados, incluyendo niveles adecuados de personal, remuneración, seguridad en el lugar de trabajo y autonomía.

  • Inclusión en la parte 1, sección 5 (Obligaciones generales):

  • Comprometerse a abordar la escasez de personal de la salud y los cuidados, y la anticipación de competencias para garantizar el acceso universal a lxs trabajadores de la salud con interoperabilidad de competencias para las emergencias sanitarias.

  • En los subapartados «Transferencia de tecnología y conocimientos técnicos» de las secciones de Equidad de la Parte IV (Medidas relativas a la preparación) y de la Parte V (Medidas relativas a la respuesta), el Libro Blanco se pronuncia explícitamente en contra de la imposición de «obligaciones jurídicas o financieras, incluidas las renuncias a la propiedad intelectual en un plazo determinado». Esto nos parece chocante, a la luz de la experiencia de COVID-19.

  • Más de 100 países, en su mayoría del Sur Global, han pedido la suspensión de los derechos de propiedad intelectual con un plazo determinado, para permitir el acceso universal a los productos y tecnologías para la pandemia. Cientos de expertos y otros líderes mundiales, incluido el Director General de la Organización Mundial de la Salud, también se sumaron a esta postura, con la convicción de que dicha suspensión habría permitido salvar más vidas. A la luz de esto, estamos convencidos de que, en lugar de descartar las «obligaciones legales o financieras» para promover el acceso a la tecnología y los conocimientos técnicos, el acuerdo internacional debería incluir un mecanismo para la activación automática de la suspensión temporal de los derechos de propiedad intelectual para los productos y tecnologías pertinentes para la pandemia en caso de declaración de una emergencia de salud pública de importancia internacional (PHIEC), como propusimos al INB en abril.

  • Anteriormente hemos destacado la primacía del fortalecimiento de los sistemas universales de salud pública como base para la prevención, preparación y respuesta ante una pandemia. Consideramos que esta necesidad no se refleja adecuadamente en el Libro Blanco. Proponemos que se modifique la expresión «sistemas de salud resilientes para la cobertura médica universal y la seguridad sanitaria» para que diga «fortalecimiento de los sistemas públicos de salud universales para la plena realización del derecho a la salud», en las subsecciones sobre «fortalecimiento de las capacidades y los sistemas».

  • Lxs líderes mundiales han subrayado la necesidad de un enfoque de «toda la sociedad» para garantizar la prevención, la preparación y la respuesta a la pandemia, al llegar a la necesidad de un acuerdo internacional. En cuanto a la cuestión crucial de la financiación, esto significa que necesitamos mucho más que «una mayor colaboración entre los sectores de la salud y las finanzas» o el fortalecimiento de la capacidad financiera nacional «incluso mediante el aumento de los recursos nacionales». El alivio y la cancelación de la deuda, así como la reestructuración de la arquitectura financiera y fiscal mundial, serían esenciales como posibles mecanismos de financiación sostenible, especialmente para los países en desarrollo. 

Preparación Oposición TL A.G.E

Cursos gratuitos homologados para nuestros afiliados y delegados.

Reclamaciones por Contrataciones en Fraude de Ley

Defendemos tus derechos frente a contratos irregulares, velando por la legalidad laboral.

Ponte al día
¿Quieres recibir nuestras noticias en tu correo?
Renovación de Identidad

Refrescando nuestra imagen, fortaleciendo valores y optimizando la comunicación para crecer juntos.

Calendarios laborales

Herramienta esencial para organizar y gestionar eficientemente el tiempo, vacaciones y días festivos en el entorno laboral.

Enlaces de interés

Otros Asuntos
La reunión concluyó con la ratificación de un informe favorable relativo a la propuesta de complementos E4 presentada por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Desde FAC-USO vemos estupefactos como los asuntos se dilatan sine die (todavía colea el encuadramiento 5 años después de la firma del IV Convenio), como sistemáticamente se incumplen los acuerdos y, los que tienen potestad para ello, no hacen absolutamente nada, mas allá de “preocuparse”.

Todo un despropósito de aquellos cuya subsistencia depende de que no “molesten” demasiado a la Administración.

Por ello cada día se hace más necesario que sindicatos independientes como USO puedan entrar a negociar, y con tu ayuda lo conseguiremos.