CÓMO MANTENER LA ESPALDA SANA EN EL TRABAJO

El dolor de espalda es, actualmente, una de las mayores causas de baja médica en las personas trabajadoras.

Se considera que uno de los riesgos laborales más frecuentes son los HÁBITOS POSTURALES y el daño que ocasionan los mismos: dolores y lesiones de espalda. Actualmente es una de las mayores causas de baja en los trabajadores y trabajadoras. Conocer qué hábitos posturales sobrecargan la columna y provocan dolores de espalda y de cuello es básico para evitarlos y así conseguir que nos duela menos la espalda.

Es un problema generalizado que afecta a las personas trabajadoras de todos los sectores y que requiere una especial atención y concienciación. Aprender a tener una correcta higiene postural no solo minimiza posibles alteraciones osteo-articulares sino que reduce el dolor de espalda y los trastornos emocionales que se generan como consecuencia de padecer un dolor que se hace crónico.

Las principales causas de dolores en la espalda en el trabajo son:

    • Sobresfuerzos

    • Posturas de trabajo estáticas o inadecuadas

    • Movimientos repetitivos

    • Flexiones y giros frecuentes de la columna

    • Levantamiento de cargas excesivas

    • Movimientos bruscos

Para proteger la espalda, su musculatura y la columna debemos ser conscientes de las posturas y movimientos al realizar cualquier actividad, desde levantar un peso hasta cuando estás quieto, de pie o en movimiento. Estos son algunos consejos para realizar la actividad sin forzar la espalda:

    • Al levantar un peso, mantén la espalda erguida. La zona lumbar, dorsal y cervical deben estar alineadas. La fuerza debes hacerla con el movimiento de las piernas. Flexiónalas siempre al agacharte.

    • Cuando estés realizando una actividad, colócate siempre frente a ella para evitar girar la columna.

    • No te coloques demasiado alejado de la actividad que estés realizando, debes colocarte dentro de tu propio centro de gravedad y no lejos ya que podrías provocar una sobrecarga. Tampoco te acerques demasiado para no arquear la espalda.

    • Conoce tus límites. No hagas lo que no puedas. Forzarte en exceso por llevar una carga o mantener una postura durante mucho tiempo puede provocarte una lesión.

    • Sigue los consejos ergonómicos, dentro de lo posible.

    • Haz pausas activas cada hora: simplemente con levantarte de la silla y estirar las piernas, ir a por agua o cambiar de postura ayuda a estirar los músculos.

    • No sujetes el móvil con el cuello, evita doblarlo.

Ya fuera de tu jornada laboral, dos recomendaciones importantes que ayudarán a mantener tu espalda sana:

    • Busca un momento al día para realizar estiramientos; no es necesario dedicarle mucho tiempo pero sí integrarlo en tu rutina diaria. Los estiramientos son fundamentales para recuperar las condiciones fisiológicas de la musculatura y evitará acumulación de tensión en la misma.

    • Practica técnicas de relajación; una de las principales causas del dolor de espalda y cuello es la acumulación de tensión en la zona por estrés ( presión en el trabajo, exceso de carga laboral, dificultad en la conciliación de vida laboral/personal, etc… ). Haz yoga, mindfullness, meditación, etc…Ayuda a reducir el estrés.

Preparación Oposición TL A.G.E

Cursos gratuitos homologados para nuestros afiliados y delegados.

Reclamaciones por Contrataciones en Fraude de Ley

Defendemos tus derechos frente a contratos irregulares, velando por la legalidad laboral.

Ponte al día
¿Quieres recibir nuestras noticias en tu correo?
Renovación de Identidad

Refrescando nuestra imagen, fortaleciendo valores y optimizando la comunicación para crecer juntos.

Calendarios laborales

Herramienta esencial para organizar y gestionar eficientemente el tiempo, vacaciones y días festivos en el entorno laboral.

Enlaces de interés

Otros Asuntos
La reunión concluyó con la ratificación de un informe favorable relativo a la propuesta de complementos E4 presentada por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Desde FAC-USO vemos estupefactos como los asuntos se dilatan sine die (todavía colea el encuadramiento 5 años después de la firma del IV Convenio), como sistemáticamente se incumplen los acuerdos y, los que tienen potestad para ello, no hacen absolutamente nada, mas allá de “preocuparse”.

Todo un despropósito de aquellos cuya subsistencia depende de que no “molesten” demasiado a la Administración.

Por ello cada día se hace más necesario que sindicatos independientes como USO puedan entrar a negociar, y con tu ayuda lo conseguiremos.