2018 cierra con una subida de los precios del 1,2%, que salva la pobre subida salarial pactada

Los precios de consumo han cerrado el año 2018 en el 1,2%, cinco décimas por debajo del mes anterior. En su bajada ha tenido mucho que ver los descensos del precio del transporte, sobre todo de los carburantes; el gasóleo para calefacción; los servicios de alojamiento; los precios de vestido y calzado, por el inicio de las rebajas, y el precio de la fruta

“Durante los dos últimos meses del año, los precios se han comportado de forma similar, con importantes bajadas. Sin embargo, durante siete meses se han registrado tasas superiores al 1,2%”, explica Laura Estévez, secretaria de Comunicación y Estudios Sindicales. “Esta bajada de precios de final de año ha permitido salvar la pobre subida salarial pactada en convenio, que ha sido del 1,75%, pero que tan solo afecta a ocho millones de trabajadores. Son aún muchos los trabajadores que ven cómo sus salarios crecen por debajo del IPC”, añade Estévez.

Además, “con total probabilidad, en los próximos meses asistiremos a un nuevo incremento de los precios pues algunos de los bienes que han experimentado bajadas, como carburantes, electricidad o gas, ya están sufriendo las primeras subidas. De esta forma, los trabajadores seguirán soportando que sus sueldos no les permitan vivir dignamente”, concluye Estévez.

Reclamaciones por Contrataciones en Fraude de Ley

Defendemos tus derechos frente a contratos irregulares, velando por la legalidad laboral.

Ponte al día
¿Quieres recibir nuestras noticias en tu correo?
Enlaces de interés

Otros Asuntos
La reunión concluyó con la ratificación de un informe favorable relativo a la propuesta de complementos E4 presentada por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Desde FAC-USO vemos estupefactos como los asuntos se dilatan sine die (todavía colea el encuadramiento 5 años después de la firma del IV Convenio), como sistemáticamente se incumplen los acuerdos y, los que tienen potestad para ello, no hacen absolutamente nada, mas allá de “preocuparse”.

Todo un despropósito de aquellos cuya subsistencia depende de que no “molesten” demasiado a la Administración.

Por ello cada día se hace más necesario que sindicatos independientes como USO puedan entrar a negociar, y con tu ayuda lo conseguiremos.