Martes, 14 de Julio de 2020

Login

Usuario
Password *
Recordarme

    FEP-USO Andalucía presenta alegaciones proyecto de modificación del SAS Destacado

    Jueves, 07 de Abril de 2016 1378

    USO ha presentado alegaciones al proyecto de modificación de la Orden de la Junta de Andalucía, por la que se crean nuevas categorías y se regula las funciones, requisitos de acceso, retribuciones y plantilla orgánica del servicio de mantenimiento hospitalario del Servicio Andaluz de Salud. 

    La Unión Sindical Obrera, en aras a compatibilizar los derechos generales de la ciudadanía con la salvaguarda de los derechos adquiridos, tanto profesionales como económicos, por los trabajadores a los que afecta la Orden de 16 de junio de 2008 de la Consejería de Salud,  y su modificación posterior, ha presentado  las alegaciones que considera necesarias para procurar una mayor seguridad jurídica.

    En primer término,  este sindicato considera imprescindible denunciar una vez más ante la Administración sanitaria la situación de inestabilidad laboral a la que viene sometiendo a los profesionales que desde hace 20 años, en muchos casos, desempeñan las tareas de mantenimiento de los centros hospitalarios del SAS. Es insostenible, desde el punto de vista de esta organización sindical, la provisionalidad, indefensión y amenaza constante que pende sobre este colectivo desde hace casi una década.  
     
    Los técnicos del mantenimiento público hospitalario andaluz sufren condiciones laborales muy difíciles debido a una pérdida de derechos progresiva desde hace años, acentuada desde 2010 por los recortes aplicados en la Junta de Andalucía. Entre otros agravios, soportan aumentos y cambios arbitrarios en la carga de trabajo, nombramientos temporal a tiempo parcial, traslados diarios a poblaciones fuera de su provincia de residencia habitual, cuando hay vacantes en localidades cercanas. Y, en último término, la no renovación de nombramientos.
     
    Polivalencia y externalización de servicios 
    Las restricciones y mayores exigencias técnicas –polivalencia- que se les impone  se producen en paralelo al aumento de la contratación de servicios con empresas externas, para las que, en último término, acaban trabajando los profesionales del SAS, subsanando errores cometidos por la falta de especialización entre el personal de tales empresas privadas. Esta situación, en opinión de este sindicato es contraria al espíritu de la Ley 55/2003, de 16 de diciembre, del Estatuto Marco del personal estatutario de los servicios de salud.
    USO estima que, tanto la Orden de 16 de junio de 2008, como el proyecto que pretende su modificación, incumplen los citados principios y criterios de ordenación del régimen estatutario de los servicios públicos de Salud y reflejan una “falta de voluntad y la ausencia de una política clara por parte de la Junta de Andalucía para que el mantenimiento de los hospitales andaluces permanezca como un servicio público eficiente y de calidad, con transparencia en la gestión de los recursos”.   Asimismo, atentan contra la estabilidad en el empleo y las garantías de competencia, responsabilidad e imparcialidad en el desempeño del ejercicio profesional. Y dejan en evidencia el incumplimiento de los principios de igualdad, mérito, capacidad y publicidad en el acceso a la condición de personal estatutario. 
     
    La Unión Sindical Obrera, en solidaridad con los trabajadores afectados  y en defensa de una sanidad pública de calidad,  por tanto, solicita, una vez más, de la Administración autonómica su vuelta al espíritu de la Ley 55/2003 y  su “compromiso para evitar la privatización y la degradación de este servicio, indispensable para el funcionamiento de la Sanidad Pública”.
     
    En este sentido y como planteamientos generales, USO reivindica para este colectivo:
     
    1.- El reconocimiento normativo, la integración y la normalización de todas las categorías tradicionales de mantenimiento de hospitales y todo su personal (fijo, interino y eventual) con las correspondientes equivalencias y certificaciones, en función de titulaciones y experiencia profesional, con la apertura del acceso a la carrera profesional.
     
    2.- La creación de una bolsa de contratación para mantenimiento que abarque todo el territorio autonómico andaluz y que garantice las especialidades y la calidad del servicio, descartando así la polivalencia y la tercerización.
     
    3.- La convocatoria de Oposiciones, con plazas diferenciadas por categorías,  para convertir en puestos fijos todos aquellos que sean necesarios para asegurar la calidad y continuidad del servicio de mantenimiento público de los hospitales andaluces.
     
    Agravios en el acceso e imposibilidad de promoción 
     
    USO valora que, tanto la Orden de 16 de junio de 2008, como el proyecto que pretende su modificación, generan un agravio comparativo entre categorías profesionales al resultar, en unos casos sustituidas por otras nuevas que ni siquiera tienen reconocimiento de titulación conforme a la normativa educativa vigente, y en otros casos directamente suprimidas, coartando la posibilidad de promocionar, condenando al paro o impidiendo el acceso a trabajadores que tienen formación y experiencia profesional homologables según la legislación en vigor. 
    En apoyo de este personal que puede resultar tan gravemente afectado por la modificación de la normativa que pretende la Junta de Andalucía,  la Unión Sindical Obrera  ha presentado una serie de alegaciones al proyecto de normativa que, sustancialmente, plantea dos exigencias básicas:
     
    1.- La reversión del modelo para recuperar las ocho categorías de mantenimiento conforme a los planes de estudios vigentes u homologables con la actual normativa educativa.
     
    2.- La impartición de cursos o apertura de procedimientos por parte de la Administración sanitaria para que los trabajadores puedan obtener en un plazo de tiempo adecuado las nuevas titulaciones  y/o certificados de profesionalidad que se les pueda requerir para adaptar su cometido funcional.
     
    Discriminación entre categorías y titulación 
    Considerando que el verdadero sentido de la Orden de 16 de junio de 2008 es reordenar, actualizar y dotar de profesionalidad al personal de mantenimiento perteneciente al Servicio Andaluz de Salud, desde USO se entiende como una discriminación la diferenciación entre las categorías de electricista, fontanero, mecánico y calefactor frente a las de pintor, albañil, jardinero y carpintero. Las ocho estaban catalogadas en el mismo grupo, mientras ahora se subdividen en C1 y D, con la consiguiente repercusión a efectos económicos.
     
    Desde nuestra perspectiva, hay que dar oportunidad de promocionar al grupo C1 a los profesionales que ostenten la categoría de pintor, albañil, jardinero y carpintero que aporten la titulación de grado superior respectiva.

    Y, por último, hay que reconocer la situación de muchos profesionales que, si bien vienen y han desempeñado sus funciones en las categorías que se pretenden suprimir,  no tienen la titulación que actualmente se está solicitando,  circunstancia por la cual tendría que abrirse un periodo para conseguir la capacitación profesional mediante la acreditación de la experiencia profesional, igual que se ha realizado en otros sectores, tales como  Hostelería y Turismo, Reparación y Mantenimiento de Vehículos, Educación Infantil y Dependencia. Al igual que se está planteando en el marco de la Comisión Negociadora del VII Convenio del Personal Laboral de la Junta de Andalucía.

    Contacto

    Estamos a tu disposición en la siguiente dirección:

    • Dirección: C/ Principe de Vergara, 13 7. 28001 Madrid

    • Email : Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

    • Tel. : 915 774 113
      Fax:  915 772 959

    No Internet Connection