Miércoles, 17 de Agosto de 2022

Login

Usuario
Password *
Recordarme

    CSI advierte a la OCDE sobre una crisis de seguridad para los trabajadores Destacado

    Lunes, 08 de Junio de 2015 1599

    La desigualdad está oprimiendo a las familias y ahogando el crecimiento, según una nueva encuesta de la Confederación Sindical Internacional (CSI) publicada con ocasión del Foro anual de la OCDE, que reúne en París a las economías desarrolladas con mayores ingresos del mundo.

    Sharan Burrow, Secretaria General de la CSI, declaró que la incertidumbre rige las vidas de los trabajadores y trabajadoras: ingresos reducidos, empleos inseguros con poca o ninguna protección social, constituyen una realidad para muchísimas familias.

     

    “La economía mundial se ha estancado, los trabajadores y sus familias luchan por sobrevivir y la desigualdad va en aumento, sin embargo los líderes mundiales y las instituciones internacionales continúan ignorando parte importante de la solución: los salarios y la protección social.

    “El Consejo Ministerial de la OCDE debe abordar los ingresos, la inversión y la inclusión para poner coto a una crisis de seguridad para los trabajadores. La amenaza es la seguridad de los ingresos, cuando el 55 por ciento de la población de nueve países, que representan la mitad del PIB mundial, describen sus finanzas como estancadas o en retroceso”, indicó Sharan Burrow.

    “Los ingresos generan demanda. Los ingresos permiten una participación económica, protegiendo y promoviendo el empleo en todos los sectores, además de crear cohesión social. Pero los Gobiernos y las instituciones internacionales no intentan cambiar el modelo empresarial que busca incrementar beneficios pero no prevé el pago de un salario mínimo vital que se sitúa en apenas 177 USD al mes en Camboya ó 120 USD en Bangladesh”, comentó John Evans, Secretario General de la Comisión Sindical consultiva ante la OCDE.

    En las economías productoras, donde millones de trabajadores y trabajadoras podrían impulsar el crecimiento, un bajo nivel de ingresos y unos empleos inseguros en las cadenas de suministro, dominadas por empresas multinacionales con sede en los países de la OCDE, están fallando a la economía global.

    En tres de los principales países productores –Indonesia, Filipinas y Turquía– que en conjunto exportan más de 400.000 millones de USD de productos a la economía mundial, el 66 por ciento de la población indicó que lo tienen muy difícil o apenas consiguen salir adelante, en lo que respecta a su situación financiera.

    La Encuesta Nuevos Frentes de la CSI 2015 sobre las economías productoras, Indonesia, Filipinas y Turquía, reveló que:

    • La mitad de los trabajadores/as afirman que su empleo se ha vuelto más inseguro en los últimos 12 meses;

    • 58 por ciento supone que alguien en su familia perderá su empleo en los próximos 12 meses; y

    • 63 por ciento manifiesta preocupación respecto a su seguridad de empleo e ingresos.

    “Está emergiendo un nuevo problema de seguridad en los países productores, donde la seguridad del empleo paraliza el crecimiento mundial”, indicó Sharan Burrow.

    Leer la Encuesta Nuevos Frentes de la CSI 2015 (in inglés)

     

    Publicado en Internacional

    Contacto

    Estamos a tu disposición en la siguiente dirección:

    • Dirección: C/ Principe de Vergara, 13 7. 28001 Madrid

    • Email : Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

    • Tel. : 915 774 113