Martes, 26 de Enero de 2021

Login

Usuario
Password *
Recordarme

    FAC-USO participó en la Mesa Redonda organizada por la EPSU con el relator especial de la ONU sobre la pobreza extrema y los derechos humanos Destacado

    Miércoles, 16 de Diciembre de 2020 123

    Lucía Nieto, en representación de FAC-USO, ha participado activamente en las actividades organizadas por la EPSU a lo largo de esta semana.

    Así, el pasado 15 de diciembre, participó en la Mesa redonda organizada por la EPSU con el relator especial de la ONU sobre la pobreza extrema y los derechos humanos, Olivier De Schutter.

    “Los servicios públicos no solo son el mayor nivelador, civilizan nuestras sociedades”. Este fue un mensaje clave de los miembros de la FSESP y de Philippe Pochet, ETUI, al relator especial de la ONU sobre la pobreza extrema en la mesa redonda organizada por la FSESP.

    El ponente de la ONU, Olivier De Schutter, está redactando actualmente un informe para las instituciones de la UE sobre el papel de las políticas de la UE, especialmente la política económica, en materia de pobreza extrema. La UE todavía tiene que dar un lugar adecuado a los servicios públicos. Rara vez se mencionan (no hay ni una palabra sobre los servicios públicos en el famoso documento de Jacques Delors sobre la Unión Económica y Monetaria (UEM)), las políticas de liberalización y consolidación fiscal de la UE han tenido impactos negativos en el derecho humano a un acceso accesible, asequible y elevado. servicios públicos de calidad. En tiempos de COVID-19, una creciente crisis ecológica y un aumento de la pobreza y la desigualdad, los servicios públicos son vitales para garantizar la cohesión y la seguridad necesarias no solo para los pobres, sino para todos nosotros.

    Como discutieron los participantes en la mesa redonda, luego de la crisis económica de 2008, los Estados Miembros hicieron fuertes recortes en sus presupuestos de salud, desmantelando su capacidad para brindar una respuesta adecuada a la pandemia de COVID-19. La opción de aumentar las finanzas públicas, a través de impuestos justos y progresivos, nunca estuvo sobre la mesa. Por el contrario, los impuestos bajos, la regulación mínima, la negociación colectiva descentralizada y las protecciones débiles de los trabajadores se promovieron como receta para el éxito económico. Como comentó el ponente, es sorprendente que, si bien la Comisión supervisa gran parte de la política fiscal y económica de los Estados miembros, no supervisa la progresividad de la fiscalidad. La elección de no hacer algo también es una elección política.

    La necesidad de desarrollar la “resiliencia” de la UE mediante el fortalecimiento de los servicios públicos fue un segundo mensaje clave. Para construir la resiliencia futura de nuestras sociedades, es esencial asegurar la inversión pública y el financiamiento ahora para abordar el retraso en el tratamiento de salud, reducir las desigualdades y construir nuestros sistemas de salud pública, para abordar la vivienda pobre e insuficiente, los servicios sociales inadecuados, la carencia del cuidado y la educación preescolar, y mejorar las condiciones en el cuidado de los ancianos. El acceso justo y equitativo a los servicios públicos que permita a las personas ejercer sus derechos humanos, como el derecho al agua, la energía y el cuidado, solo puede ser garantizado por los sistemas públicos, y los trabajadores de los servicios públicos necesitan condiciones de empleo dignas para cumplir adecuadamente con sus tareas. El aumento de "trabajadores pobres" también ha incluido a los trabajadores del servicio público. En muchos países, se han subcontratado o privatizado buenos puestos de trabajo, lo que compromete la prestación de servicios y los medios de vida de los trabajadores y beneficia únicamente a los evasores de impuestos.

    Esto conduce a un tercer mensaje: la importancia de la negociación colectiva para lograr una mayor igualdad. Los convenios colectivos ayudan a aumentar los salarios, especialmente para los peor pagados. Se dieron ejemplos de acuerdos recientes en los que los trabajadores peor pagados obtuvieron aumentos salariales mayores que el aumento salarial estándar. Reforzar la negociación colectiva y garantizar el respeto de los derechos humanos, incluidos los derechos sindicales, será clave para que la UE desarrolle una Europa social. Más allá de COVID-19, es inaceptable volver a la "austeridad" para la mayoría y el enriquecimiento continuo para unos pocos. Si bien se permite la flexibilidad actual para los presupuestos de los Estados miembros, son necesarios cambios a largo plazo en la política económica de la UE para evitar la presión de futuros recortes en los servicios públicos. Los planes nacionales de recuperación de la UE deben abordar las necesidades sociales a largo plazo para garantizar el fortalecimiento de los sistemas sociales. El informe del Relator Especial se presentará a principios del próximo año.

    Para conocer los antecedentes, consulta este enlace

     

     

     

    Publicado en Internacional

    Contacto

    Estamos a tu disposición en la siguiente dirección:

    • Dirección: C/ Principe de Vergara, 13 7. 28001 Madrid

    • Email : Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

    • Tel. : 915 774 113
      Fax:  915 772 959

    No Internet Connection