Martes, 28 de Septiembre de 2021

Login

Usuario
Password *
Recordarme

    Experiencias sindicales de remunicipalización en Polonia y Noruega Destacado

    Jueves, 19 de Agosto de 2021 229

    Malos tratos a lxs empleadxs, equipos anticuados y baja calidad de los servicios: la externalización y la privatización de los servicios municipales tienen efectos negativos similares tanto en Polonia como en Noruega.

    La remunicipalización de los servicios de residuos en Jaworzno (Polonia)

    "Sacar los servicios municipales al mercado para su licitación tiene muchas desventajas", afirma Andrzej Dudzik. Es el delegado principal de la secretaría del sector público del sindicato polaco en el municipio de Jaworzno. Dudzik lleva casi 30 años trabajando en la sección municipal de servicios de eliminación de residuos, agua y alcantarillado. Hace 20 años, el municipio decidió externalizar sus servicios de residuos. Según Dudzik, fueron lxs empleadxs quienes pagaron el precio más alto por esa decisión.

    Las empresas privadas que se hicieron cargo de la gestión de residuos incumplían las normas de seguridad e higiene, no seguían otras normas de la vida laboral y a menudo pagaban el salario mínimo.

    "Las empresas privadas que se hicieron cargo de la gestión de residuos incumplían las normas de seguridad e higiene, no seguían otras normas de la vida laboral y a menudo pagaban el salario mínimo", explica Dudzik. Además, los equipos de trabajo y los vehículos estaban en mal estado, según el representante sindical. Desde hace diez años, Dudzik es delegado sindical a tiempo completo. Su responsabilidad es, ante todo, con los 210 miembros de la sección sindical local de agua y alcantarillado. Sin embargo, Dudzik también tiene otras responsabilidades en la sección regional de Solidarność.

    En febrero de 2021, participó en un seminario en el marco del Programa Norway Grants del Espacio Económico Europeo (EEE) sobre diálogo social y trabajo decente, del que forman parte Solidarność y el Sindicato Noruego de Empleados Municipales y Generales (Fagforbundet). Durante el seminario, Dudzik compartió su experiencia sobre la remunicipalización de los servicios públicos con otrxs colegas sindicalistas polacxs y noruegxs, así como con representantes de los interlocutores sociales, como las asociaciones patronales Asociación de Ciudades Polacas y Asociación Noruega de Autoridades Locales y Regionales (KS).

    La ciudad de Jaworzno volvió a municipalizar la gestión de sus residuos en octubre de 2020, tras 20 años de movilización de los sindicatos contra la dura competencia desencadenada por las empresas privadas de gestión de residuos. La parte "competitiva" de la licitación es engañosa, según Dudzik: "en lugar de un mercado de competencia real, surgieron monopolios que elevaron los costes del servicio". La concentración de poder en el mercado provocó que los precios de los servicios se inflaran, la calidad de los mismos fuera menor y las condiciones de trabajo de lxs empleadxs fueran deficientes, explicó Dudzik.

    Tras la decisión de desprivatizar, la ciudad confió los servicios de gestión de residuos a la empresa municipal de aguas Wodociągi Jaworzno. Cuando el ayuntamiento volvió a contratar los servicios municipales de residuos, unxs 80 trabajadorxs -que antes estaban contratadxs por los proveedores privados- pasaron a ser funcionarios públicos. Con ese cambio se consiguió la cobertura del convenio colectivo, un puesto de trabajo permanente y buenas condiciones laborales. Además, lxs trabajadorxs de residuos de Jaworzno tienen ahora acceso a equipos modernos, especialmente diseñados para recoger diferentes tipos de residuos en toda la ciudad. "Aproximadamente la mitad de lxs 80 trabajadorxs han decidido hasta ahora afiliarse al sindicato", dice Dudzik.

    Experiencias similares en Oslo y en más de 120 municipios de Noruega

    En los municipios que han contratado el servicio, las condiciones de lxs trabajadorxs son más seguras y el servicio es de mayor calidad.

    Anders Kollmar-Dæhlin, jefe de la división de transporte y servicios técnicos de Fagforbundet en Noruega, asiente con la cabeza mientras escucha la experiencia de Dudzik. Kollmar-Dæhlin dirigía los trabajos cuando más de 120 municipios recuperaron la recogida de residuos en manos públicas cuando la empresa privada encargada en aquel momento, RenoNorden, quebró en 2017.

    Según Kollmar-Dæhlin, lxs trabajadorxs de la empresa privada de residuos tienen peores condiciones laborales que la mayoría de lxs trabajadorxs. "Varios empleados de RenoNorden tenían que trabajar hasta 90 horas a la semana", afirma. En los municipios que han contratado el servicio, las condiciones de lxs trabajadorxs son más seguras y el servicio es de mayor calidad. Lo mismo ocurre en Jaworzno. Allí, lxs habitantes han informado de que la calidad de los servicios ha mejorado sin un aumento de las tasas de recogida de residuos. La ciudad cuenta con unos 87.000 habitantes.

    Seis meses antes de la quiebra de RenoNorden, Oslo pasó un invierno de caos con sus servicios municipales de residuos. Oslo remunicipalizó sus servicios de residuos recuperándolos de la empresa privada Veireno. También en este caso, la desprivatización no sólo supuso un salario digno y planes de jubilación para lxs empleadxs que pasaron a ser funcionarixs, sino también el acceso a equipos de protección personal vitales, como guantes y calzado, para realizar el trabajo de forma adecuada y segura.

    Un servicio más respetuoso con el medio ambiente

    Otra gran ventaja de la remunicipalización de la recogida de residuos en Jaworzno es que todos los vehículos del ayuntamiento funcionan con gas natural. "Esto reduce las emisiones y mejora la calidad del aire para lxs habitantes", dice Dudzik. También en Noruega, las consideraciones medioambientales son un argumento importante para Kollmar-Dæhlin en su siguiente empeño: desprivatizar los servicios de transporte regional en autobús y volver a ponerlos bajo control público.

    "La externalización del transporte público local es un mal uso de los recursos. Tras un periodo de licitación normal, los autobuses se desechan aunque sólo se hayan utilizado durante dos tercios de su vida útil. En cambio, cuando tenga el control de los servicios de transporte público, la comarca será propietaria de los autobuses y planificará a largo plazo con una renovación gradual de su flota de autobuses, junto con el desarrollo tecnológico. Es mejor para la economía y el medio ambiente", dice Kollmar-Dæhlin.

    El diálogo y la cooperación dan sus frutos

    El diálogo social con las administraciones locales y la cooperación con los políticos locales son fundamentales para que los servicios privatizados vuelvan a estar en manos públicas.

    Tanto Kollmar-Dæhlin como Dudzik subrayan que el diálogo social con las administraciones locales (municipio y comarca) y la cooperación con los políticos locales son fundamentales para que los servicios privatizados vuelvan a estar en manos públicas. "Los políticos de Jaworzno tuvieron la idea de recuperar los servicios a partir de las conversaciones con el sindicato. Hemos analizado con ellos las ventajas e inconvenientes de una remunicipalización", dice Dudzik.

    El diálogo social y la cooperación son parte esencial de la metodología de trabajo de los sindicatos noruegos, según Kollmar-Dæhlin. "Nuestro trabajo consiste en convencer a los políticos y administradores de que los servicios públicos se gestionan mejor cuando son controlados por los ciudadanos", concluye.

    Noruega concede el programa de diálogo social y trabajo decente

    Solidarność y Fagforbundet forman parte del programa Norway Grants para el diálogo social y el trabajo decente, que se basa en el intercambio de experiencias y la cooperación entre los interlocutores sociales de los países participantes. El objetivo del Programa es el fortalecimiento de la cooperación tripartita entre las organizaciones empresariales, los sindicatos y las autoridades públicas y la promoción del trabajo decente, en estrecha colaboración con los socios noruegos. El Programa apoya el diálogo social y contribuye a mejorar las prácticas de trabajo decente. El programa es administrado por Innovation Norway. Los EEA y Norway Grants están financiados conjuntamente por Islandia, Liechtenstein y Noruega.

    Fagforbundet es el principal socio noruego en cinco proyectos del programa EEA Norway Grants. Además de la colaboración con Solidarność, Fagforbundet es socio de otro sindicato polaco, FZZPOZIPS, así como de Tufemi en Bulgaria, Rotal en Estonia y NPPSS en Lituania. En Noruega, KS es el interlocutor social de Fagforbundet por parte del empleador en todos los proyectos.

    Publicado originalmente el 30 de junio de 2021 por Fagforbundet: Norske og polske tillitsvalgte: felles erfaringer med å ta tjenester tilbake (fagforbundet.no)

    Publicado en Internacional

    Contacto

    Estamos a tu disposición en la siguiente dirección:

    • Dirección: C/ Principe de Vergara, 13 7. 28001 Madrid

    • Email : Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

    • Tel. : 915 774 113
      Fax:  915 772 959