Lunes, 04 de Julio de 2022

Login

Usuario
Password *
Recordarme

    Declaración de la EPSU sobre el Día Internacional de la Enfermería Destacado

    Viernes, 13 de Mayo de 2022 156

    Proteger a los profesionales sanitarios y mejorar las condiciones de trabajo antes de que sea demasiado tarde

    El 12 de mayo celebramos el Día Internacional de la Enfermería. Este año, la pandemia de COVID-19 se ve un poco más lejos, pero no el papel crucial de las enfermeras en el sector sanitario y social y en nuestras sociedades. Por el contrario, a medida que el número de muertes disminuye, también lo hace la atención prestada por los medios de comunicación y los políticos sobre el papel de quienes arriesgaron sus vidas durante la pandemia.

     

    En las últimas semanas, hemos visto cómo miles de enfermeras de Finlandia se han puesto en huelga, han tomado medidas en Italia y, además, las enfermeras de Croacia y Letonia amenazan con una acción colectiva y una petición al gobierno por parte de las enfermeras austriacas. Además, miles de enfermeras están viendo cómo no se renuevan sus contratos en España y Grecia, muchas de las cuales se habían incorporado al trabajo en el momento álgido de la pandemia. Sin embargo, la retención sigue siendo un problema importante en el sector de la asistencia sanitaria y social, ya que sin las enfermeras y otros profesionales sanitarios no habríamos podido hacer frente a las tres oleadas de la pandemia. Sin embargo, parece que esto se ha olvidado demasiado rápido.

    Volvemos a pedir a los responsables políticos que reconozcan el trabajo crucial de las enfermeras y garanticen mejores salarios y condiciones de trabajo, incluyendo la salud y la seguridad en el trabajo. La complejidad del trabajo de los profesionales de la salud y los servicios sociales exige más equilibrio e igualdad en las estructuras salariales

    Una de las preocupaciones expresadas por los ciudadanos en la Conferencia para el Futuro de Europa en materia de salud ha sido la inversión en los sistemas sanitarios. Esto, como ha demostrado la pandemia, requiere una dotación de personal adecuada y buenas condiciones de trabajo para las enfermeras. Ahora es el momento de pasar de los aplausos a las acciones concretas.

    Esto debe incluir la garantía de la salud y la seguridad en el lugar de trabajo y la gestión de los factores de riesgo psicosocial y del estrés laboral. La intensificación del trabajo durante la pandemia, causada por la inadecuada dotación de personal y la continua falta de inversión, aumentó el estrés de las enfermeras y afectó a su bienestar mental, dando lugar a bajas por enfermedad y al agotamiento de muchas de ellas.

    Este año, el Día Internacional de la Enfermería también está marcado por la necesidad de revalorizar la profesión, especialmente en el sector privado. El escándalo de Orpea ha demostrado cómo algunos proveedores privados socavan la calidad de los cuidados y las normas profesionales al no respetar los necesarios turnos de noche de las enfermeras para ahorrar dinero y poner en peligro a los pacientes. Este ejemplo anecdótico es sólo uno de los muchos a los que se enfrentan las enfermeras de toda Europa.

    Por ello, la FSESP pide a la UE que

    Garantizar que el recién creado comité COVID haga un balance del papel de las enfermeras durante la pandemia e incluya a las enfermeras y sus organizaciones en los debates sobre las lecciones que deben extraerse para la próxima pandemia;
    Apoyar a los interlocutores sociales en el establecimiento del diálogo social sectorial en el sector de la asistencia social;
    Desarrollar una directiva específica sobre riesgos psicosociales para proteger a los trabajadores del estrés y el agotamiento causados por el trabajo;
    Aumentar la inversión del presupuesto de EU4Health en la mejora de las condiciones de trabajo de las enfermeras, en relación con el refuerzo del personal sanitario. La Comisión debería animar a los Estados miembros a solicitar financiación para estos fines.

    La FSESP pide a los gobiernos nacionales y a los empleadores

    Que aborden la escasez de personal, que ha intensificado la carga de trabajo y ha provocado altos niveles de estrés. Es necesario introducir medidas para lograr niveles de personal basados en las necesidades.
    Que inviertan más en los servicios públicos de salud mental y garanticen que todas las enfermeras tengan acceso pleno y gratuito a ellos.
    Apoyar la negociación colectiva y los derechos sindicales.

    A nivel mundial, pedimos a los gobiernos que apoyen el trabajo de la OMS para establecer el Tratado sobre la Pandemia con medidas para hacer frente a la escasez de personal que permitan alcanzar niveles adecuados de dotación de personal basados en las necesidades;

    Por último, un año después, seguimos pidiendo una exención de los ADPIC para la vacuna COVID-19. Seguimos enfrentándonos a nuevas variantes y varios países están por debajo de la tasa de vacunación del 30%. Es inaceptable que las enfermeras vuelvan a enfrentarse a un riesgo innecesario. Hacemos un llamamiento a la próxima reunión ministerial de la OMC para que, de una vez por todas, las vacunas sean de libre acceso.

     

    Publicado en Internacional

    Contacto

    Estamos a tu disposición en la siguiente dirección:

    • Dirección: C/ Principe de Vergara, 13 7. 28001 Madrid

    • Email : Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

    • Tel. : 915 774 113