Miércoles, 23 de Septiembre de 2020

Login

Usuario
Password *
Recordarme

    USO presenta sus propuestas para regular el trabajo en plataformas digitales Destacado

    Viernes, 26 de Junio de 2020 226

    USO presenta sus propuestas al Ministerio para regular el trabajo en plataformas digitales y definir la relación laboral de los falsos autónomos

    El Ministerio ha tenido abierta a información pública la ley que regulará el trabajo en plataformas digitales. Mediante este buzón, USO ha hecho llegar sus propuestas para regular al fin un modelo empresarial que evade cualquier responsabilidad con su plantilla.

    Para ello, nuestro sindicato plantea en primer lugar que se establezca claramente en qué modelo de negocio de plataforma debe establecerse una relación laboral por cuenta ajena. USO busca que la nueva ley contenga un redactado que evite facilitar a estas empresas “mutar” para seguir evitando esta obligación y eludir la relación laboral.

    Modelo de negocio y uso de las plataformas digitales

    Las plataformas digitales establecen un marco donde los usuarios pueden interactuar entre ellos y con la propia plataforma. Pero la evolución de un modelo que estaba llamado a ser de colaboración se ha desnaturalizado y pervertido, y ha mutado en un tipo de negocio donde empresas que solo ponen en contacto a usuarios se lucran sin implicación ninguna: no tienen gasto de estructura ni responsabilidad en el servicio.

    En estos casos, la estructura, medios, costes en cotizaciones y presión impositiva lo aportan los trabajadores y usuarios, ya que la prestación de la actividad subyacente la realizan trabajadores autónomos. Por ello, entendemos que las plataformas no generan empleo y, si lo hacen, es precario o con figuras irregulares. Además de todo esto, su tributación como empresa es nula o baja.

    Las empresas del sector están presionando para crear una figura híbrida, una “relación laboral especial”, a medio camino entre trabajador por cuenta ajena y autónomo. Sin embargo, USO entiende que, por muy peculiar que sea el trabajo en plataforma, es necesario regularlo y asentar la situación laboral ordinaria de los trabajadores. Solo así podrán tener las mismas garantías y protección que el resto de los trabajadores que mantienen una relación laboral por cuenta ajena.

    El uso de los “falsos autónomos” para reducir costes salariales y eludir responsabilidades

    En USO consideramos que estas empresas se han asentado gracias a la falta de reacción para regular un vacío legal que ha permitido el abuso laboral y la precarización extrema de miles de trabajadores. Es una buena noticia que vaya a ponerse límites a estas prácticas. La vinculación laboral debe ser adecuada a cada tipo de empresa tecnológica. El fin debe ser regular el modelo de negocio y garantizar la protección y condiciones laborales de quienes trabajan para ellas. Se trata de evitar que se amparen en la figura de los “falsos autónomos” para reducir costes salariales y eludir sus responsabilidades con las personas trabajadoras.

    El sindicato USO ha presentado un compendio de aportaciones a la futura ley con un estudio pormenorizado, al igual que hemos hecho con la ley de teletrabajo. Lamentamos tener que recurrir nuevamente a la fase de información pública, mediante la cual se reciben aportaciones parciales, puntuales y particulares, en lugar de poder explicarle directamente a Trabajo las actuaciones que, como tercer sindicato de este país, llevamos preparando desde hace años en la materia. No se puede hablar así de una mesa de trabajo sobre las plataformas digitales, sino reuniones cerradas a cal y canto.

    Así es el trabajo en plataformas: perfil de los trabajadores

    En general, los trabajadores suelen ser de género masculino: en torno a un 65% de los trabajadores son hombres. La edad más común está por debajo de los 30, ya que muchos de los empleados utilizan este tipo de trabajo de forma esporádica mientras llevan a cabo sus estudios superiores. A pesar de ello, existe un grueso de los trabajadores que tienen edades cercanas a los 40 años.

    Estas empresas imponen a los trabajadores que se den de alta como trabajadores por cuenta propia o imponen condiciones propias de los autónomos:

    • autorizaciones, permisos y licencias.
    • adquisición de las herramientas de trabajo.
    • reparación y mantenimiento de las mismas.
    • pago de impuestos y costes sociales.
    • autoaseguramiento frente a los accidentes de trabajo o la enfermedad.

    Horarios flexibles, horarios permanentes

    En este tipo de trabajos, más individualizados, existe una mayor flexibilidad a la hora de desarrollar la actividad laboral. A pesar de ello, hay franjas horarias en las que se da una mayor demanda de los servicios. Las empresas conocen este fenómeno, por lo que exige a sus trabajadores trabajar en esas horas. Esto nos confirma que la flexibilidad de los horarios es cierta pero no completamente real totalmente. En muchos casos, está restringida a las exigencias de la empresa.

    Otro detalle a tener en cuenta serán aquellas horas en las que el trabajador se encuentra de guardia, pendiente de una posible llamada de la empresa para que vaya a prestar un servicio.

    En resumen, sí que existe una cierta flexibilidad en cuanto a horarios se refiere en algunas de las empresas. Por ello, muchos trabajadores son jóvenes que están estudiando. Pero, en otras muchas, los horarios se establecen con base en la demanda y esto puede suponer que las empresas exijan a sus trabajadores horarios muy extensos y obviamente inflexibles.

    El salario en un puesto de trabajo en plataformas digitales

    Existe una gran controversia en el sentido de que muchas de las empresas afirman que sus trabajadores cobran un salario que consideran justo, unos 1.200 euros. La realidad es que los trabajadores que desarrollan este tipo de empleo deben buscar otro para complementarlo y llegar a ganar una cantidad de dinero suficiente como para vivir.

    Por las dificultades para obtener estadísticas, al no ser un empleo por cuenta ajena y regulado propiamente, hemos recurrido a informes propios, de asociaciones y de plataformas, y también a artículos periodísticos de investigación en la materia. La realidad es que los trabajadores tienen un sueldo medio de unos 900 euros. Esto parece que los sitúa cerca del SMI. Sin embargo, al tratarse mayoritariamente de falsos autónomos, el sueldo se reduce notablemente: deben asumir los gastos que supone ser autónomo y cotizar por ello.

    Al poner también todo el material de su bolsillo, supone finalmente un sobrecoste muy alto que en gran medida deja un salario realmente pobre.

    Las ofertas de puestos de trabajo en las plataformas digitales

    Existe una gran demanda por parte de estas empresas de personal para trabajar. Los requisitos que exigen no son muchos, por lo que prácticamente cualquier persona puede optar a este empleo.

    La falta de una estructura empresarial y que en muchas de estas empresas seas considerado un autónomo facilita, en este sentido, poder optar al puesto. Las empresas pueden tener prácticamente a cuantos “empleados” quieran, ya que no les supone ningún coste, por eso pueden permitirse una oferta continua que garantiza una competencia por los servicios y poder seguir manteniendo las tarifas mínimas.

    ¿Aplican las plataformas digitales un plan de prevención de riesgos laborales en el trabajo?

    Al tratarse, en la mayor parte de los casos, de “falsos autónomos”, las empresas para las que prestan servicios no están obligadas a tomar medidas en PRL. Por ello, las personas trabajadoras no están protegidos en caso de enfermedad o accidente laboral.

    La labor de Inspección de Trabajo, como se ha demostrado en la multitud sentencias que ya se se están dando en nuestro país en los últimos años, es fundamental en la lucha contra los fraudes laborales de este tipo empresas.

    Su actuación consigue no solo que se regule a los trabajadores, sino que se visibilice la injusticia social y laboral en la que viven. Incide, además, en que este no es solo un problema privado de estos trabajadores, sino un conflicto público: estas empresas dejan de pagar las cuotas a la Seguridad Social, empobreciendo el sistema.

    Como uno de los últimos ejemplos, el pasado mes de febrero hemos sabido cómo una acción inspectora en Murcia detectó 292 infracciones. En su acta, consideraba a los trabajadores no como autónomos, sino como trabajadores por cuenta ajena. También informó de la cantidad de dinero que la empresa le debe a la Seguridad Social por no haber regularizado a estos trabajadores desde el principio.

    El miedo a sindicalizarse y defender sus derechos de los trabajadores de las plataformas

    Por último, un obstáculo más con el que se encuentran los trabajadores de plataformas digitales es su miedo a defender sus derechos laborales. El sistema de falsos autónomos ha desvirtuado tanto el centro de trabajo como la conciencia de trabajadores y plantilla. De esta forma, es muy difícil ser conscientes de que sí pueden unirse, denunciar, consultar…

    En el sindicato estamos a vuestra disposición para asesoraros y representaros. No dudéis en poneros en contacto con USO y plantearnos vuestras preguntas relacionadas con vuestra situación laboral en las plataformas.

    Contacto

    Estamos a tu disposición en la siguiente dirección:

    • Dirección: C/ Principe de Vergara, 13 7. 28001 Madrid

    • Email : Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

    • Tel. : 915 774 113
      Fax:  915 772 959

    No Internet Connection